Cómo utilizar el vídeo como soporte para mejorar la satisfacción del cliente

Además de para dar a conocer tus productos y servicios, o promocionar tu marca o empresa, los vídeos corporativos pueden tener otras misiones. Entre ellas, mejorar la satisfacción del cliente. Esto puede conseguirse de distintas maneras, pero generalmente tendrá que ver con hacerles sentir más seguros, cómodos y respaldados. Pero también para que cuenten con más medios para disfrutar de los productos y servicios contratados y adquiridos.

La creación de determinados tipos de vídeos puede utilizarse como una herramienta más para aumentar la satisfacción de los clientes de una empresa.

Eso sí, para grabar y producir este tipo de vídeos tiene que planificarse una estrategia centrada en mejorar la experiencia de los clientes. Es decir, no es conveniente reutilizar vídeos ya realizados, sino que es mejor crear otros con un propósito determinado, como verás a continuación.

La satisfacción del cliente, uno de los principales objetivos de la empresa

Cuando un cliente compra un producto de una empresa o contrata alguno de sus servicios, es importante que quede satisfecho con su uso. De esta manera, si necesita otro producto o servicio de la misma empresa, es probable que acuda a tu empresa. En caso contrario, además de quejarse, es muy probable que se pase a la competencia. Para ello hay que cuidar mucho la atención al cliente y el servicio posventa. No solo para que puedan contactar si tienen algún problema. Se trata de que si necesitan más información, consejos o datos prácticos sobre su uso y manejo, puedan encontrarlos en el seno de la propia empresa.

Cómo utilizar el vídeo como soporte para mejorar la satisfacción del cliente

Es aquí donde entran en escena los vídeos profesionales. Con un plan de contenidos de vídeos que aporten un valor extra a los propietarios y usuarios de los productos y tu empresa, conseguirás aumentar la satisfacción del cliente. Por ejemplo, puedes plantear una colección de vídeos con trucos para sacarle más partido a un producto concreto. O que explique cómo utilizar una característica determinada del mismo.

Vídeos que aporten valor añadido a los clientes

Para mejorar la satisfacción del cliente a través de los vídeos hay que plantearse, producto a producto y servicio a servicio, qué contenidos deben tener para que el cliente pueda encontrar en ellos contenidos que le aporten valor. Porque si simplemente te limitas a grabar vídeos promocionales, el cliente no se sentirá más satisfecho de haber elegido tu producto o servicio. Y a lo mejor lo que siente es haber perdido el tiempo viendo un vídeo que no le ha aportado nada. Por eso hay que cuidar mucho no solo la grabación, realización y producción de los vídeos, de lo que deben encargarse profesionales como FlitCut. También sus temas.

Vídeos explicativos, o con instrucciones para solucionar problemas con productos y servicios o con consejos para reparar averías darán seguridad a los clientes de que pueden reparar productos o solucionar errores en las herramientas que utilicen. También, como hemos mencionado, con consejos para facilitar su uso e incluso para realizar diversas tareas con ellos, son perfectos para aumentar la satisfacción del cliente. También pueden ayudar a ello vídeos sobre cómo ponerse en contacto con la empresa, o cómo utilizar sus servicios de atención al cliente.

Hay que tener también en cuenta que estos vídeos deben estar grabados con un lenguaje sencillo y comprensible, y con un tono cercano. También deben fomentar la interacción con la empresa facilitando datos de contacto cuando sea necesario. No parece muy complicado ¿verdad? Ponte manos a la obra y elige qué vídeos pueden aportar valor a tus clientes. Aumentará su satisfacción, y habrá más posibilidades de que vuelva a elegirte cuando necesite alguno de tus productos o servicios.

Publicaciones relacionadas

Leave a Comment