10 habilidades que debe tener un filmmaker

En este artículo repasamos 10 de las habilidades más importantes que debe tener un profesional del video y, de esta manera, poder tomar mejores decisiones en el momento de encargar un proyecto a cada filmmaker. 

Bienvenid@ a la revolución del vídeo

Estos últimos años hemos visto como la creación de contenido en formato vídeo es imprescindible para cualquier corporación o marca que quiera tener presencia online. El video es ya el tipo de contenido preferido para el usuario y las plataformas donde consumirlo se han multiplicado: TikTok, Dailymotion, Vimeo, Youtube o Instagram entre otras. 

Por otro lado, la tecnología del video y el cine digital ha avanzado muchísimo y el sector se ha democratizado. Las cámaras cada vez son más potentes y asequibles y han permitido que equipos de menos personas puedan generar imágenes de muchísima calidad. 

Crece el mercado de filmmakers profesionales

Estos dos fenómenos han derivado en un aumento de demanda de cursos y estudios de filmmakers, operadores de cámara, técnicos y fotógrafos. Pero, ¿Qué filmmaker debería contratar en mi empresa? ¿Es mejor contratar un filmmaker freelance o una productora? ¿O mejor tener un departamento interno de video?

Vamos a repasar las buenas prácticas que convierten a un filmmaker en un buen profesional y aquellas habilidades imprescindibles que deberían tener controladas. 

Habilidades de un buen creador de video

  1. Habilidades sociales: Un filmmaker no es solamente un operador de cámara. En el momento de grabar una entrevista, un case study o un evento deberá comunicarse de la manera más efectiva. Los protagonistas de nuestras historias no siempre están acostumbrados a las cámaras y el filmmaker tiene que tener la habilidad de sacar lo mejor de ellos en cada momento.
  2. Tener material actualizado. El creador de video debe estar actualizado y controlar todas las nuevas tecnologías del mercado. Gimbals para estabilizar la imagen, cámara lenta, objetivos especiales y otros efectos pueden marcar la diferencia. 
  3. Sonido: Para algunos filmmakers acostumbrados a grabar eventos donde el sonido no siempre es necesario, puede que éste sea un gran desconocido. Grabar las entrevistas con dos micrófonos, tener en cuenta el sonido ambiente y llevar el mejor material es importantísimo para asegurar videos de calidad y con el sonido óptimo. 
  4. Pensar el video en global: Como empresas esperamos del filmmaker proactividad. Ellos son los profesionales que tienen que pensar cómo quedará todo el video una vez editado y por lo tanto asegurarse de tener suficientes planos generales de situación, planos recursos y demás.
  5. Tener en cuenta el objetivo: Una habilidad importantísima es la de controlar el tono de cada video. Esperamos filmmakers con la capacidad de realizar videos con diferentes estilos y siempre adecuados al target que demanda el cliente. Descubre las tendencias de video marketing para el 2021.
  6. Controlar los formatos de las plataformas: Los videos se pueden optimizar para distintas plataformas, redes sociales. Controlar estos formatos no significa dejar esta adaptación para el editor sino grabar de una manera concreta el día de grabación que facilite todos los procesos posteriores.
  7. Iluminación: Iluminar no es tarea sencilla, no se trata simplemente de tener los focos adecuados sino de controlar la dirección de la luz, la textura, el contraste y la temperatura de color. Un filmmaker profesional tiene que poder demostrar que puede aportar soluciones e iluminar uno o dos personajes. 
  8. Localizar: Ya sea en exterior o en el interior de unas oficinas, el filmmaker profesional buscará siempre el mejor lugar para grabar el video. La luz natural, el color y los elementos del fondo y el ruido ambiente son algunas de las cosas que debe tener en cuenta. 
  9. Metodología: En un día de grabación pueden fallar muchas cosas. Las baterías, las tarjetas, los discos duros, ¡hasta los cables!. Una buena metodología de trabajo puede ralentizar un poco el trabajo pero ahorrarnos muchos disgustos en un futuro.
  10. Compromiso: Un buen profesional es aquel que disfruta grabando y que dará el máximo de sí mismo para que el video salga adelante. Los filmmakers que se adaptan a las circunstancias, son capaces de proponer soluciones y tienen un compromiso real con el cliente son los más valorados y, a menudo, los que siguen trabajando.

Estas son solo algunas de las técnicas y habilidades de las más importantes para trabajar a gusto, de manera coherente y con grandes resultados. En FlitCut estamos ampliando nuestra red de filmmakers cada día y solamente aceptamos a los mejores. Si estás buscando un videographer para el video de tu empresa o si eres un profesional del video y crees que encajas en estas cualidades, ponte en contacto con nosotros y estaremos más que encantados de asesorarte.

Publicaciones relacionadas

Leave a Comment